Ana Julia Quezada se derrumba y confiesa haber matado a Gabriel Cruz

EUROPAPRESS

   MADRID, 13 Mar. (Notimérica) 

   Ana Julia Quezada, la mujer dominicana sospechosa de haber asesinado al pequeño de ocho años Gabriel Cruz en Las Hortichuelas, Almería, se ha derrumbado y ha confesado ante los investigadores y la Guardia Civil ser la autora de la muerte del menor.

   Según su abogada, el interrogatorio duró cerca de dos horas y respondió "a todas las preguntas", sin poder dar más detalles al estar declarado el secreto de sumario.

   La letrada Beatriz Gámez ha asegurado a preguntas de la prensa tras abandonar la Comandancia de la Guardia Civil que la única sospechosa por la muerte de Gabriel se ha prestado a "colaborar" con los agentes, al tiempo que ha asegurado que este martes ha sido la "primera vez" que los especialistas le han pedido que hablara sobre lo ocurrido.

PUBLICIDAD

   La Guardia Civil trabaja este martes a contrarreloj para recabar pruebas al objeto de elaborar un atestado lo más completo posible para que, junto con el informe de la autopsia, se aporten pruebas sólidas al juez que instruye la muerte del niño Gabriel Cruz. Los principales focos de la investigación, según confirman a Europa Press fuentes del caso, se centran en cómo falleció el menor, si la única detenida actuó sola y dónde ocultó su ropa y el cuerpo.

   Hasta Almería se ha desplazado el coronel Manuel Sánchez Corbí, jefe de la Unidad Central Operativa (UCO), al que se vio salir del registro practicado ayer por la tarde en la vivienda de Puebla de Vícar a la que se dirigía Ana Julia Quedaza el domingo en el momento de su detención, cuando transportaba en el maletero de su coche al pequeño Gabriel.

   Según recogen varios medios locales, Ana Julia habría indicado haber tirado la ropa de Gabriel a un vertedero, por lo que las autoridades se han desplazado hasta el lugar para continuar con la búsqueda de pruebas sobre el caso. La investigación apunta a que el cadáver de Gabriel estuvo en todo momento, hasta que Ana Julia trató de trasladarlo y fue interceptada y detenida por las autoridades, en el mismo sitio.

PUBLICIDAD

   Desde primera hora de la mañana, cientos de personas se han congregado en las proximidades de la catedral de Almería para dar un multitudinario adiós al pequeño Gabriel y mostrar su apoyo a la familia, que no ha cesado de agradecer la cercanía y la ayuda recibida por los ciudadanos y las autoridades.

PUBLICIDAD

   Al funeral de Gabriel, han acudido diversas autoridades políticas españolas, como el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría.


Subir